jueves, 2 de octubre de 2008

Yo la di primero

En uno de sus comentarios en el blog, Bernabé Rodríguez, recordman mundial de las 24 horas de Nordic Walking, ha dejado escrito que entre sus próximos objetivos está el de dar la vuelta a Mallorca. Que conste que eso, aunque sin bastones, lo hice yo primero. Fue en mayo de 2004. Esta es la crónica que escribí entonces para Ultrawalking.

Día 1 - 110 km
5.55 h. Km 0 Salgo de casa. Cargo con una pequeña mochila que pesa en torno a tres kilos y en la que llevo un saco de dormir, unas cuantas camisetas, útiles de primera necesidad, dos bocadillos de jamón para hoy, unas cuantas raciones de emergencia para los próximos días (latas de paté y barritas energéticas con sabor a coco) y dinero (poco). Voy a dar la vuelta a Mallorca, no sé si ya lo había dicho.

7:30 h. Km 11. Palmanova. El día ha amanecido nublado y triste. Al menos no hace calor. Marcho a un ritmo cercano a los 8 minutos por kilómetro.

10:00 h. Km 30. Paguera. Atravieso el bulevar sorteando turistas. Me como el primer bocadillo sin detenerme más que lo justo para sacarlo de la mochila.

11.00 h. Km 37. Puerto de Andratx. Mapa en mano, tengo que preguntarle a un conductor de autobús por dónde diablos se va a S’Arracó.

11:30 h. Km 41. Me encuentro un billete de veinte euros en la cuneta.

12:15 h. Km 45. Andratx. Me detengo en un bar para descansar unos minutos y tomarme un café con leche. La leche caliente, por favor. Mientras espero a que se enfríe echo una ojeada a un periódico y me entretengo mirando la tele. Salen una tonadillera y su novio actual. No consigo oír lo que dicen.

12:30 h. Km 45. Reanudo la marcha por la carretera C-710, que a lo largo de 111 km cruza la Sierra de Tramontana de un extremo al otro. Me acomodo marchando a un ritmo aproximado de 7,3 km por hora. O sea, a más de 8 minutos por km.

15:50 h. Km 72. Banyalbufar. Me como el segundo bocadillo.

16:50 h. Km 79. Tras cosa de media hora de ascensión alcanzo el alto de Claret, 562 metros sobre el nivel del mar que a mí me han parecido lo menos 5.000. Al iniciar el descenso un tipo se ofrece a llevarme en su coche. Le digo que no, claro (es un 4L).

20.35 h. Km 106. Sóller. Llevo algo más de ocho horas marchando sin parar, así que ahora mismo lo hago en un bar y pido un café con leche y un bollo con chocolate. Lo engullo todo en la barra, sin ni siquiera sentarme. Un señor se me queda mirando.
-Hay hambre, ¿eh?
-No me haga usted hablar.

20:50 h. Km. 106. Salgo del bar. Empieza a oscurecer. Inicio las primeras rampas del collado de Puig Major. Son catorce km en total pero deberé pararme antes de llegar arriba para pasar la noche.

21:30 h. Km 110. Oscurece del todo y tengo que detenerme sin remedio. Extiendo el saco de dormir en una elevación del terreno junto a la carretera. Me cambio de camiseta y me lavo los dientes. Buenas noches.

Día 2 - 98 km (Total: 208)

5:15 h. Km 110. Suena el despertador. Venga, cinco minutos más.

5:25 h. Km 110. Desayuno una barrita energética sin salir del saco.

5:40 h Km 110. Me pongo de nuevo en marcha. Estoy molido. Marcho cuesta arriba a un ritmo superior a los diez minutos por kilómetro y me cuesta horrores. Me quedan 10 km de subida y luego 40 más hasta el primer pueblo. Y además llovizna.

7:20 h Km 120. Alcanzo el collado de Puig Major. Altitud 900-1.000 metros (calculados a ojo porque no viene en el mapa, menuda estafa; menos mal que era gratis). Atravieso el túnel que une las dos caras de la montaña. Ya no llovizna, pero el cielo continúa cubierto de nubes. Inicio el descenso. Durante los primeros dos kilómetros siento más dolor que alivio.

8.30 h Km. 128. Tras dejar atrás los embalses de Cúber y Gorg Blau atravieso el segundo túnel, no sin cierta aprensión. Cuesta abajo recupero un tanto el ritmo, pero estoy hambriento y voy muy justo de fuerzas. Decido hacer un extra y me como una segunda barrita. Si mal no recuerdo, dentro de un par de kilómetros, a la altura del torrente de Pareis, hay un bar donde igual podré desayunar como Dios manda.

9:00 h. Km 131. Mierda, está cerrado.

10:10 h. Km. 138. Coll de Sa Batalla, 579 metros. Me paro por fin en el bar que hay junto a la gasolinera .este sí está abierto- y pido un café con leche y una ensaimada. Tres euros, vaya robo.

10:25 h. Km 138 Salgo. Se abre el cielo y aparece el sol.

13:15 h. Km. 158. Pollensa. Se pone a llover con fuerza. No me pongo el chubasquero porque no lo llevo. No me cabía en la mochila.

14:15 h. Km 164. De nuevo a nivel del mar. Sigue lloviendo, ahora ya muy débilmente. Me detengo en un supermercado para comprar una barra de pan. Tengo que esperar a que termine de cocerse y la saquen del horno. Al salir me hago un enorme bocadillo de paté y me como la mitad sin dejar de marchar. La otra mitad la guardo en la mochila.

14:30 h. Km 165. Deja de llover.

14:40 h. Km 166. Vuelve a llover.

14:50 h. Km 167. Deja de llover.

15.00 h. Km. 168. Vuelve a llover.

15:25 h. Km 171. Alcudia. Deja de llover definitivamente.

16:00 h. Km 174. Puerto de Alcudia. Me paro en un Burger King y acabo pidiendo un café con leche.
-El café es americano.
-Como si me dices que es malayo.

16:10 h. Km. 174. Salgo del Burger y me encuentro un billete de diez euros en la acera.

17:00 h. Km. 180. Paso junto al parque natural de La Albufera, que se extiende a un lado de la C-712.

17:30 h. Km 183. Can Picafort. O casi, porque Can Picafort está junto al mar y la carretera solo lo pilla de refilón. A partir de aquí, veintitantos kilómetros sin volver a atravesar ningún núcleo habitado.

18:00 Km. 187. Me como la segunda mitad del bocadillo a un ritmo de siete kilómetro por hora.

21:05 h. Km. 206. Artá. Entro en un bar a tomarme un café con leche y pido además una ensaimada. Pago sin mirar el cambio.

21:20 h. Km. 207. Artá. Gol del Oporto al Mónaco en la final de la Liga de Campeones (lo he visto a través de los cristales de un bar).

21:35 h. Km. 208. Anochece y se hace imposible continuar marchando con un mínimo de seguridad. En el km 6 de la carretera C-715 me detengo. Extiendo el saco de dormir al otro lado de la cuneta, me cambio de camiseta y me lavo los dientes. Buenas noches.

Día 3 – 94 km (Total: 302)

5.40 h Km 208. Inicio mi caminata a oscuras. Menudo frío hace hoy. Me pongo una triple capa de camisetas.

6:30 h. Km 213. Capdepera. El día se presenta soleado.

8:10 h. Km 223. Son Servera. Qué calor. Me quito una de las camisetas y la tiro. A la entrada del pueblo me paro en un bar. Café con leche y ensaimada. Leo el periódico y me aseo un poco en el lavabo. Menuda cara.

10:00 h. Km 236,5. Porto Cristo. Compro una barra de pan, y con una lata de paté me hago dos bocadillos. Me como uno y me guardo el otro. Vamos, lo de siempre. Y sin parar más que lo justo.

12:50 h. Km 254. Me encuentro una cestita con albaricoques en la cuneta. Pruebo uno y está bueno. Me como dos más y guardo los restantes en la mochila.

12:55 h. Km 254,5. Me detengo en los lavabos de una gasolinera para refrescarme. El calor empieza a ser difícil de soportar. Voy descontando kilómetros a un ritmo de uno cada nueve minutos.

13:20 h. Km 257. S’Horta. Vaya, no tenía ni idea de que existiera este pueblo. Me detengo un par de minutos para arreglarme una pequeña ampolla que me ha salido en el talón del pie derecho.

15:05 h. Km 266. Santanyí. Me tomo un café con leche en un bar y leo tranquilamente otro de los periódicos del día. Voy al baño.

16:10 h. Km 271 Tomo la ondulada carretera que lleva al cabo de Ses Salines. Me como el segundo bocadillo.

17:35 h. Km 280. Cabo de Ses Salines. El camino se acaba aquí, a las puertas mismas del faro. Mi mapa dice que la carretera continúa doblando el cabo hasta la Colonia de Sant Jordi, pero aquí no hay ninguna carretera, sino una simple pista forestal cerrada al paso. Tengo que desandar lo andado durante nueve km. Me como todos los albaricoques.

19:00 h. Km 289. Estoy donde estaba hace casi tres horas, pero mucho más cansado que entonces. Por no hablar del enorme cabreo que tengo en estos momentos.

19:15 h. Km 291. Ses Salines. Vuelvo a detenerme para recomponerme el pie. A la salida del pueblo me paro también en una gasolinera y pido ir al baño. Al final me gasto un euro en un capuchino de máquina. Me llevo también un par de caramelos, que eran gratis.

21:35 h. Km. 302. En algún lugar del término municipal de Campos. –exactamente en el km 35 de la carretera vecinal 601/4-, me paro, extiendo el saco de dormir bajo un algarrobo, me cambio de camiseta y de pantalones y me lavo lo dientes. Buenas noches.

Día 4 - 50 km (Total: 352)


5:15 h. Km 302. Me pongo en pie. Desayuno mi última barrita energética.

5:20. h. Km 302. Inicio mi última jornada. Marcho a oscuras por una carretera desierta alumbrándome con una linterna, no sea que de pronto aparezca algún loco a cien por hora y se me lleve por delante.

6:30 h. Km 309. Amanece lo que promete ser un día soleado y de mucho calor. La carretera discurre solitaria sin atravesar ningún núcleo habitado. Marcho a cerca de nueve minutos y medio por kilómetro y gracias.

10:45 h. Km 330. Necesito beber algo caliente y comer lo que sea. Y pronto necesitaré también agua fresca. Paso junto a una sucesión de urbanizaciones en las que a simple vista no se distingue un alma, mucho menos un bar.

11:30 h. Km 337. El Arenal (Llucmajor). Me detengo en una panadería y compro una barra. Me hago un bocadillo junto a la playa.

11:50 Km 338. El Arenal (Palma). Entro en un Burger King y pido un café con leche. Un poco tarde, pero ya he dicho antes que lo necesitaba.

13:15 h. Km 348. Palma. Enfilo el Paseo Marítimo haciendo un esfuerzo final para intentar bajar de los 3 días y 8 horas. Al fondo se ve, atracado en el puerto, el Queen Mary 2.

13:50 h. Km 352. Palma. Termino la vuelta allí mismo donde la empecé: 3 días 7 horas y 55 minutos.

12:00 h. Km. 352. Ya en casa, me peso y descubro que he perdido algo más de dos kilos. En cambio, en la cartera llevo casi diez euros más.

9 comentarios:

titoberna dijo...

Ya leí tu crónica el año pasado viendo tu historial deportivo,felicidades y mi más profunda admiración.Hay que tenerlos bien puestos para cogerse una mochila con un saco de dormir en su interior y lo básico para efectuar una prueba de esta magnitud,me quito el sombrero.Me partía de risa con lo del bar cerrado,la lluvia y las miradas que te echaban algunos.En solitario,Mallorca en 3 días y pico es algo muy serio.En mi caso,en la vuelta a Ibiza de 150km tardé 22h45min.la isla es una caja de huevos,acabé sin poder levantar las piernas y mi madre me tuvo que cambiar de ropa interior.Fue mi primera experiencia en el ultrafondo que hice en noviembre del 2007.Cometí algunos errores de principiante que te enseñan lo que debes o no debes hacer.El nacimiento de mi hija hizo que durmiera 2 horas en 3 días,las gestas de Meca y un artículo en una revista deportiva en la que se decía que el atletismo necesitaba mecas y la intuición me sirvieron de catapulta para en un futuro efectuar nuevos retos.Sin pasta tendré que hacer pruebas que estén organizadas,como los seis dias de Antibes por ejemplo.De todas maneras,no pondré límites a mis sueños,porque disfruto y vivo lo que hago.Un saludo.

la granota dijo...

Me parece muy feo.

titoberna no ha dicho que fuera a ser el primero en darla.

Ahora qué? A machacarse a bajar tiempos?

Bernardo José Mora dijo...

Por si acaso.

titoberna dijo...

No hay que pelearse por estas chorradas,jolines.Como soy un caballero,el día que decida hacerlo pondré a Bernardo en un pedestal.En primer lugar,porque se lo merece por su historial deportivo.En segundo lugar,porque yo siempre me acuerdo de las personas que me precedieron en algún reto y de cara a la prensa les doy el mismo protagonismo y respeto.Nosotros no somos Deane Karnazes o Sergei Girard,que son empresarios o se han hecho multimillonarios con la bolsa y se dedican exclusivamente a realizar gestas.La mayoría tenemos familia,un trabajo y sacamos como podemos tiempo para entrenar.En el mundo hay mucha gente anónima que ha realizado hazañas increibles y no se sabe de ello,por ello los medios de comunicación son imprescindibles para que las personas de la calle nos conozcan.A la granota gracias por la información,ya echaré una ojeada.Un saludo.

ordeles dijo...

Hola Bernardo¡
Tiene su gracia como cuentas tus aventuras machacandote por la isla.

Se me olvidaba,tengo algunos articulos de revistas antiguas donde hablan de pruebas de ultramarcha,y algunos datos más en libros que he ido comprando sobre el tema,si te interesa me puedes dar tu correo los escaneo y poco a poco cuando tenga tiempo te los mando,pues veo que tambien disfrutas con las historias de los pioneros.
Un saludo.

Bernardo José Mora dijo...

Me harías un gran favor, gracias.
Mi correo es bejota arroba ozu.es

Vic dijo...

Lo recuerdo, lo recuerdo...
El otro día, vi una señora haciendo
marcha nórdica y marchaba, sincéramente...

Anónimo dijo...

Espero que no te moleste que haya cogido tu crónica y la haya publicado en nuestra web:
http://www.deportebalear.com/

Bernardo José Mora dijo...

Todo lo contrario. Servíos libremente.
Un saludo.