jueves, 19 de agosto de 2010

1079 (la crónica)


"A Centurion is one who, as an amateur, has succesfully completed a 100 miles race walking event in Great-Britain within 24 hours."
A mi en las carreras me pasa normalmente lo que a todos: que me canso un huevo. Como excusa a la hora de retirarse no funciona muy bien, así que procuro emplearla lo justo. En ocasiones también me pasa que me lesiono. El proceso es el habitual: empiezo sintiendo un ligero dolor en la rodilla o en el pie a mitad de carrera y cuando me doy cuenta estoy cojeando de forma ostensible. Aquí, en caso de retirada, la gente normalmente es más comprensiva y se aviene. Por fortuna me lesiono poco. Lo que sí me sucede con bastante frecuencia es que me lastimo. Es como lesionarse, solo que con sangre. Es lo que tiene pasar de los cien kilómetros en competición. Lo bueno es que si te paras por eso nadie tiene cojones de discutírtelo.

Pero esta es la primera vez que durante la prueba noto que me estoy poniendo enfermo. No sé si como excusa funcionaría o no, pero da igual porque hoy sí que no me puedo retirar. No he venido aquí a ganar y ni siquiera creo eencontrarme en condiciones de poder estar al final entre los tres primeros. Simplemente he venido a terminar. Solo hay una prueba de estas al año y de Colchester no me voy sin que los centuriones británicos me reconozcan como uno de los suyos después de haber hecho mis propias 100 millas en menos de veinticuatro horas. Como John Fowler Dixon, que fue el primero, en 1877, y como Michael Sutton, que el año pasado se convirtió en el 1078. He venido para ser el miembro número 1079. Llevo doce horas, me quedan como mucho otras doce y ya me he tomado dos ibuprofenos.

Lo bueno es que cuando se ha dado la salida estaba completamente sano. Más cansado de la habitual, que por algo he dicho ya que no he venido más que a terminar, pero de salud bien, oye. Iba a mi ritmo, avituallando regularmente: agua, cocacola, plátanos, barritas energéticas, algún trozo de pastel de carne... Veía que, en efecto, a ese paso no iba a ganar, pero pensaba que a poco que en las últimas millas fuera capaz de mantener un ritmo más o menos digno podía llegar a subir al podio. Pero entonces ha caído el aguacero.

Aquí en Inglaterra, en verano puedes ir en camiseta de manga corta, pero si te pones un jersey de lana no te sobra nada. Yo iba en camiseta cuando han empezado a caer las primeras gotas y con ella seguía cuando terminaron de caer las últimas. La lluvia no ha durado más de media hora y al cabo de un rato incluso ha vuelto a lucir tímidamente el sol. Demasiado tarde, sin embargo, para que la ropa se secara antes de que anocheciera.

Todo ha empezado con una ligera aspereza en la garganta. No es la primera vez que me pasa y normalmente se queda en eso. Hoy no. Hace horas ya que me avituallo solo a base de café con leche y gominolas. Cualquier otra cosa me causa una enorme molestia, incluso dolor, al tragar, y la sola idea de beber algo a temperatura ambiente me provoca escalofríos. Y por si fuera poco, los efectos secundarios de tanto café con leche me tienen ahora mismo sentado en el retrete perdiendo posiciones. Son más de las dos de la madrugada y en estas condiciones todavía me quedan sesenta kilómetros.

Y ahora caigo en que me había olvidado de decir que a veces también me duermo mientras marcho.

10 comentarios:

cierzo dijo...

Modo aprender (on).

Siga señor 1079, se lo ruego.

Es llop verd dijo...

muy bueno pero por favor no nos describas el proceso gripal de cuando entran los microrganismos en tu cuerpo hasta que los expulsas definitivament que entonces te remitire a cierto comentario tuyo hecho al señor de arriba cuando explicó su caida en 9 0 10 capítulos (perdí la cuenta) jajaja....

cierzo dijo...

¿Por qué te piensas que he puesto lo de modo de aprender (on), Pau?

Y fueron doce capítulos, doce. Juass.

Anónimo dijo...

Besos, ay no... que tienes alergía a lso besos. Abrazos, ay no... que no te gusta qeu te espachurren. Idó klínex. ¿y papel higiénico?
Vic

Anónimo dijo...

Hola,Bernardo.Tiene doble mérito acabar una prueba de esta índole en unas condiciones físicas tan poco idóneas.Solamente terminar,ya es un auténtico suplicio.Te daría un consejo,deja el ibuprofeno aunque esté de moda,es demasiado light;te lo digo por propia experiencia.Lo mejor es un antiinflamatorio no esteroideo,tipo diclofenaco.Algunos ejemplos serían:diclofenaco normon o dolo voltarén,ambos en pastillas.Enhorabuena otra vez.Saludos,Bernabé.

cierzo dijo...

Esteeee... el ibuprofeno es igual de antiinflamatorio no esteroideo que el diclofenaco, y son equivalentes en potencia siendo el ibuprofeno, eso sí, menos gastrolesivo (en dosis equivalentes, repito).

Solidamente dijo...

Me gustan estas crónicas a media carrera que te "gastas". Lo que está claro es que este tipo de decisiones no se puede tomar a menos que uno ya sea bastante experimentado en el ultrafondo.

Anónimo dijo...

No creo que el silencioso aplauso que te dedicamos te sirva de mucho, no creo que ni llegues a escucharlo, pero que sepas que lo tienes.
Y puestos en pie.

Saludos.

Fatman.

samuel dijo...

Hola Bernardo, soy Murdock en el foro de atletas de baleares, te queria dar doblemente la enhora buena, una por tus cronicas que son muy amenas y evidentemente otra por esas 100 millas, buen blog para seguir. Animo¡¡¡¡

Bernardo José Mora dijo...

Hola Samuel/Murdock. Gracias.